Arconel envía su mensaje de navidad y año nuevo

 
Al concluir este período de adviento, como miembros de la comunidad cristiana, los invito a recibir el preciado regalo de la esperanza cobijado en el espíritu solidario, y así prepararnos para el nacimiento de Jesús. Solidaridad es dejar de ser extraños en la propia aldea, es mirar en la misma dirección para caminar apoyándonos como verdaderos hermanos.
La llegada del Mesías constituye un profundo momento de interiorización, en el que redimimos y liberamos el corazón de las dudas que lo acongojan.
¡Nace Jesús! y la fuerza de nuestra fe nos regocija con esa luz de esperanza que llega con la natividad. Navidad es la reconciliación de nuestro espíritu, el agradecimiento ante la vida y la oportunidad de enriquecer los valores humanos.
Que la Navidad sea el mayor acontecimiento de renovación en los hogares; y, como la gran familia Arconel que somos, hagamos de esta ocasión la oportunidad de reavivar nuestro compromiso ante la sociedad, acogiendo cada día de trabajo con alegría, optimismo, profesionalismo y con proyección de futuro, pensando siempre en el bienestar de todos en comunidad.
Al concluir este año y ante la expectativa de un 2017, que sea la esperanza la que mueva las manos y corazones de todos para construir un mundo mejor. Que no descansemos en la lucha por una sociedad justa y equitativa, tolerante, sin violencia y poniendo decididamente la inteligencia al servicio de la solidaridad.
Desde nuestras funciones, exhorto a que continuemos en los firmes propósitos de integración y fortalecimiento institucional, en donde el trabajo serio y profesional constituya la búsqueda incesante de la excelencia hacia un país productivo que redunde en más trabajo, salud y una vida digna para todos.
¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *