ARCONEL rinde cuentas a la ciudadanía sobre gestión CONELEC 2014

En un acto que ratificó el derecho de la ciudadanía a participar y conocer sobre las acciones y el manejo de los recursos públicos, la reciente creada Agencia de Control y Regulación de Electricidad – ARCONEL presentó el Informe de Rendición de Cuentas sobre la gestión del período 2014 correspondiente al Consejo Nacional de Electricidad – CONELEC, institución que concluyó sus funciones con la expedición de la Ley Orgánica del Servicio Público de Energía Eléctrica, el 16 de enero de 2015.

Destacando la fructífera labor del CONELEC en sus 17 años de vida, reconocida además por su alta calidad técnica, el Director Ejecutivo de ARCONEL, Dr. Andrés Chávez Peñaherrera, señaló que los resultados positivos han respondido a acciones debidamente planificadas y coordinadas en todos los ámbitos de gestión, con el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable – MEER, al cual ARCONEL es adscrita.

Relievó los efectos tangibles en materia de regulación para normar el desarrollo del sector eléctrico ecuatoriano con énfasis en lo social, eficiencia, sustentabilidad y de integración regional y, entre los años 2013 y 2014, con relación a la aplicabilidad del Mandato Constituyente No. 15 (derogado con la nueva Ley), incentivos para el uso de energías renovables no convencionales, transacciones internacionales de electricidad, calidad del servicio, prestación del servicio de alumbrado público general, tarifas para el programa de cocinas de inducción, prestación del servicio de alumbrado público y participación de autogeneradores.

Hizo un recuento, desde 1999 hasta el 2014, de hitos importantes en cuanto a la fijación de tarifas, por ser otro de los ámbitos que regula esta institución y, refirió algunos datos del 2014, significativos por el alto sentido social que deriva de la aplicación de subsidios a las tarifas, al beneficiar a más de dos millones de clientes residenciales, lo que representa para la tarifa de la dignidad 43,78 millones, tercera edad 8,65 millones, discapacidades 2,68 millones y 0,11 millones para los beneficiarios por la erupción del volcán Tungurahua.

Informó de la prolífica labor en torno a la emisión de títulos habilitantes para las actividades del sector eléctrico y la elaboración del Plan Maestro de Electricidad, atribuciones que conforme a la Ley vigente pasan al MEER y, al igual que todas actividades para operar y mantener el sistema único de la información estadística del sector eléctrico, que continúa en la ARCONEL.

El control en expansión de la generación en el 2014, estuvo dirigida a 111 proyectos, con una inversión aproximada de 6.365 millones de dólares, que permitirán la incorporación de alrededor de 3.500 MW,  prioritarios a escala nacional para la transformación de la matriz energética como eje transversal para el desarrollo productivo del país. Entre estos los emblemáticos: Coca Codo Sinclair 1.500 MW, Toachi Pilatón 228 MW, Sopladora 487 MW, Minas San Francisco 275 MW, Delsitanisagua 180 MW, Quijos 50 MW, Mazar 20,8 MW y, Manduriacu de 60 MW, que el Presidente de la República inauguró el 19 de marzo pasado.  En este contexto, se resaltó el importante paso dado al otorgar el certificado de concesión para el proyecto Zamora-Santiago de 3.600 MW, que será el más grande del país.

El control sobre las actividades de la distribución ha coadyuvado en la consecución de grandes objetivos del sector a fin de mejorar la calidad del servicio eléctrico, principalmente con la reducción de los tiempos y frecuencias de interrupción y, así como también a efectos de reducir las pérdidas de energía, mejorar la recaudación y reducir los errores en la facturación.

En cuanto a los recursos públicos, mencionó que su uso se caracteriza por los principios de austeridad, honradez y eficiencia.

Con un agradecimiento especial al talento humano que hizo posible tan importantes logros, compartió con los presentes los retos para ARCONEL, como son la elaboración del Reglamento General a la Ley y la definición de una vasta normativa, coherente con las nuevas realidades del país y los desafíos presentados por una sociedad cada vez más rigurosa en cuanto a sus demandas de calidad y calidez, motivo por el cual las actividades de control serán fortalecidas con una mayor presencia en territorio y una gestión integral para mejorar los estándares de las empresas eléctricas.

Finalmente, el Director Ejecutivo ratificó el compromiso de continuar trabajando a favor de los más de 16 millones de ecuatorianos, en defensa de sus derechos y en cumplimiento a las políticas del Gobierno Nacional, con la provisión de un servicio eléctrico de calidad, con un trabajo diario guiado por sólidos principios y bajo criterios de sustentabilidad y sostenibilidad.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *