La rendición de cuentas es un proceso sistemático, tiene un método establecido, organizado en fases secuenciales, con una duración definida, tiene el propósito de someter a evaluación de la ciudadanía la gestión institucional.